Ir a…

C-Pole: El misterio continúa.


Siempre que un nuevo colega se asoma al balcón de la radio a través de la CB, el escollo siempre es el espacio. Una 5/8 decente tiene una altura no inferior a cuatro metros y medio y una antena cuarto de onda tiene el problema de la superficie que ocupan los radiales. KF2YN me dió una idea con el diseño de su C-Pole.

Hace un año hicimos una primera prueba con esta antena, con un resultado desastroso. No pudimos ajustar ni su resonancia ni su impedancia, motivo por el cual el proyecto quedó en el cajón de los trastos. En aquélla ocasión seguimos las medidas dadas por la calculadora que ofrece el Sangamon Valley Radio Club y la alimentación la acometimos mediante el balun que el propio KF2YN ofrece en su articulo y que HB9MTN desarrolla en este enlace.

Pero hete ahí que descubro que el colega DL2FI en un artículo da a conocer un ingenioso sistema para poder ajustar la impedancia de la antena y facilitar el ajuste de su resonancia, simplemente alimentándola a través de un sistema inductivo compuesto por un anillo de ferrita FT82-43 o similar. Básicamente un balun “deslizante”.

Continuando la investigación, DL2LTO publica unas aclaraciones de la antena, basadas en la idea de DL2FI, que son definitivas para intentar retomar el proyecto de la C-pole.

Esta es una antena un tanto singular. Se trata de un simple dipolo de media onda vertical, pero plegado sobre si mismo en forma de C (de ahí su nombre), y alimentado por la base, concretamente a una distancia de 1/4 de onda del stub que separa ambos lados del dipolo. Y además, al ser un dipolo, no necesita radiales y es independiente del suelo.

El ingenioso sistema de alimentación hace que ajustar esta antena se simplifique mucho. Partimos de los siguientes datos:

  • Al ser un dipolo de media onda, está clara cuál es la longitud del elemento radiante.
  • La separación (stub) entre los extremos del dipolo no es esencial, y nosotros lo hemos hecho de 10 cm para la banda de 11 metros, tal y como aconseja su creador KF2YN para la banda de 10 metros.
  • El ancho de la antena lo hemos fijado en 42 cm. Tampoco es determinante esta medida, siempre y cuando no sea tan pequeña que pueda ser considerada un mero dipolo plegado.
  • Hay que dejar dos “rabillos” capacitivos de 10 y 5 cm en los extremos del stub. Creíamos que no era importante, pero sí que lo es

Lo más importante, ser ordenado: primero ajustar la resonancia acortando la longitud del radiante, para lo cual cada vez que se efectúe esta operación la alimentación debe centrarse en la base y a una distancia de 1/4 del stub; después, ajustar la impedancia, que se consigue simplemente desplazando la ferrita a lo largo del cable de la base de la antena: al lado del stub para aumentarla, y al otro lado para disminuirla.

Mecánicamente nos inventamos unas “perchas” y EA4FRO y yo nos fuimos a probarlas a la era del polvorín, en Manzanares.Hicimos dos prototipos.

El primero comenzó con una longitud de 6 metros de radiante, arrojando el MFJ una R=75 y una X=0 pero en 22,250 Mhz. Nuestro objetivo eran 27,105 Mhz, de manera que tras varios cortes al cable, y recolocación de las perchas, cuidando siempre que la alimentación quedase centrada en la base a 1/4 del stub, continuamos hasta la longitud del radiante de 4,86, donde nos resonó con una X=0.

En ese punto la impedancia era de R=200, y para ajustarla sólo tuvimos que mover la ferrita hacia el lado cerrado de la antena, arrojando el MFJ la ansiada R=50, todo como DL2FI predijo.

El ajuste del segundo prototipo no dió problemas. En ambos casos la alimentación (base inferior de la C) estaba ubicado a apenas 1 metro sobre el suelo, y comprobamos que la altura influía muy poco en la resonancia e impedancia de la antena.

Lamentablemente, el día de la prueba nos llevamos una “cafetera” que no funcionaba, de manera que nos quedamos con las ganas de hacer contactos y probarla.

No obstante, EA4FRO sí que ha montado una C-Pole en su QTH, si bien las limitaciones son importantes dado a que se encuentra junto a la fachada de su vivienda en un piso primero de un edificio de 5 plantas. No obstante, sus niveles de emisión han aumentado respecto a la vertical previa, y el ruido de recepción ha disminuído.

Por eso, el misterio continúa.

P.D.-Si alguien quiere hacer pruebas, dispongo de un par de ferritas FT82-43 a coste cero.

EB4BZA.

Una Respuesta “C-Pole: El misterio continúa.”

  1. 26 mayo, 2015 a las 23:04

    aun que esta des ca charrada, pegada al techo y a la barandilla del val con es con diferencia la que mejor funciona de las que e tenido, os animo a que proveéis esta antena ocupa poco y no capta QRN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *