Ir a…

Apatrullando… digooo… Apadrinando la Radio


No voy a negar mis orígenes veintisieteros, y manchegos. Puede que sean ellos los que me hayan inspirado la idea que quiero compartir, y asumo el riesgo de las mordaces críticas que me puedan suponer.

Mi preocupación por el escaso interés, por no decir falta de compromiso, que los radioaficionados a través de sus asociaciones vienen manifestando en orden a la promoción de la radioafición fuera de sus pequeños círculos endógenos, me lleva a plantear una nueva idea y recordar que aprovechen para exponer las suyas, que hasta ahora no llevan impuestos.

Hace poco ya expuse una ocurrencia, relativa a la utilización del “Distintivo /N” en las referencias otorgadas por diplomas permanentes. La finalidad de la actual es la misma: incentivar los contactos con indicativos colectivos que se realicen con operadores noveles sin licencia.

Pero además, se trata de que el operador novel tenga un incentivo, de manera que, aún antes de obtener su indicativo, pueda sentirse identificado como miembro del mundo de la radio ¿cómo?…

De nuevo debemos acudir, esta vez fijándonos en el texto en negrita, al artículo 30.6 de la Orden IET/1311/2013, de 9 de julio, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico por radioaficionados:

Las estaciones colectivas podrán ser utilizadas esporádicamente con fines de divulgación y fomento de la radioafición, por personas noveles en dicha actividad, bajo las siguientes condiciones:
a) La utilización de las estaciones se limitará a demostraciones en centros de enseñanza, cursos de divulgación organizados por la asociación titular de la autorización de la estación y en general eventos similares sin ánimo de lucro y de corta duración.
b) La utilización de las estaciones se efectuará bajo la responsabilidad y supervisión directa y presencial de un radioaficionado autorizado con al menos tres años de antigüedad en el ejercicio de la radioafición.
c) Las emisiones se identificarán mediante el distintivo de la estación colectiva seguido, tras el sufijo, de dos o tres letras de LIBRE ELECCIÓN.
d) La potencia de las emisiones no superará el 40 % del valor máximo de potencia establecido para la banda de frecuencias utilizada, con un límite máximo, en cualquier caso, de 100 vatios (p.i.r.e).

El lector avispado habrá observado que la normativa nos permite otorgar un modificador al indicativo que puede perfectamente identificar al operador novel que, atraído por el mundo de la radio que le facilita su club más próximo, decide iniciar su emisiones apadrinado por el radioclub, por supuesto cumpliendo el resto de condiciones que establece el precepto. De manera que nuestro apadrinado, el operador Juan Español Español, puede salir al aire como EA4URQ/N01 ¿Adivinais ahora mis orígenes veintisieteros?

Por convención, podríamos adoptar en la zona EA que cada radioclub con indicativo colectivo identifque a sus apadrinados con el modificador /N??, siendo la N representativo de “Novel” y ?? una combinación de letras y/o números (verbigracia: /N01, /NA0, /NBB,…). De esta forma, el modificador /N?? se convertiría en un estandar que por un lado distinguiría a las asociaciones más activas en el campo de la radioafición y, además, identificaría al apadrinado con lo que ello significa como autoafirmación de pertenencia a un grupo.

Dejo la idea por si fuese aprovechable. si bien no abandono mi exposición sin antes insistir en la implicación no solo de las asociaciones de ámbito nacional para el logro de lo manifestado, sino también en el de entidades privadas, fundamentalmente casas comerciales, en la consecución de los objetivos trazados que, a medio plazo podrán repercutir positivamente en sus cuentas de resultados y no en las de las webs de artículos de segunda mano.

EB4BZA. Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *